fbpx

Burgos, septiembre de 1464. La conspiración dirigida por Pacheco y Carrillo alcanza
su plenitud con la Rebelión de los Nobles, donde se acusa al rey Enrique de
secuestrar a Isabel y Alfonso, de dejar el poder en manos de Beltrán de la Cueva y de
no poner coto a moros y judíos. Aún más, acusan formalmente al rey de no ser el
padre de su hija Juana.

Pese a los consejos de sus fieles (Diego Mendoza, Beltrán de la Cueva, el arzobispo
Fonseca…), el rey Enrique decide negociar en vez de emplear la fuerza. Sin embargo,
pronto verá que aceptar negociar le llevaría a ser un rey sin mando, en manos de las
ambiciones de los nobles. Y, sobre todo de Pacheco, que pide la expulsión de Beltrán
de la Cueva de la Corte… Y que Alfonso deje Segovia y pase a su custodia, lejos del
rey Enrique.

Enrique IV está dispuesto a aceptar todo… menos que duden de su paternidad y
nieguen que su hija sea su sucesora. Por ello, Pacheco, acompañado de su hermano
Pedro Girón no dudarán en dar un arriesgado paso adelante: intentar secuestrar al rey
en la misma Corte utilizando como rehenes a su esposa e hija… y accidentalmente, a
Isabel.

Mientras todo eso ocurre, llega a la Corte, Gonzalo de Córdoba, un joven que viene a
hacer carrera y fortuna. Forjado en la frontera andaluza, pese a su juventud es ya un
soldado experto en la espada y la escaramuza… Beltrán de la Cueva, que se
reconoce en él cuando era joven y llegó al servicio del rey, le apoya y le nombra
doncel de Alfonso. Isabel no ve con buenos ojos su presencia, al considerarlo espía de
sus enemigos… Sin embargo, la decisiva intervención de Gonzalo en la resolución
feliz del secuestro, hace que Isabel cambie su opinión con respecto al joven,
iniciándose aquí una larga amistad.

Tras el fallido intento de secuestro, Enrique, lejos de castigar a Pacheco, le deja libre.
Muchos son los años de convivencia y amistad… y grande la debilidad de Enrique.
Poco a poco, gracias a esa debilidad, Pacheco y Carrillo logran juntar un apoyo que
deja a Enrique sin fuerza de mando… y, por fin, acepta las condiciones plasmadas en
la Rebelión de los Nobles. Entre ellas, que Isabel monte casa propia, lejos del control
de la reina y acompañada, por deseo de su madre, por Chacón y Beatriz de Bobadilla.

Sin embargo, Enrique se guarda un as en la manga: a espaldas de sus enemigos,
negocia la boda de Isabel con Alfonso, rey de Portugal a cambio de apoyo militar. Pero
ocurre lo que nadie esperaba: Isabel se niega a casarse con él, dejando claro que
nadie le impondrá marido que no sea de su agrado. El rey Alfonso, humillado, vuelve a
Portugal y deja a Enrique sin los ejércitos prometidos.

Sabiéndose fuertes, la Liga de Nobles dirigida por Pacheco y Carrillo organizan la
Farsa de Ávila, destronando a un monigote como si fuera Enrique… Y nombrando a
Alfonso como su rey. Es la guerra.

E Isabel se queda atrapada en Segovia, lejos de su hermano…

Regisseur

Jordi Frades

Erscheinungsjahr

10. September 2012

Produzent

Besetzung

Michelle Jenner, Ramon Madaula, Rodolfo Sancho

Kommentieren

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.