Tras la muerte de su hermano Girón, Pacheco abandona el bando enriqueño y vuelve
con la Liga nobiliaria atraído por Carrillo, que no duda en ofrecerle una de sus
principales ambiciones: la Orden de Santiago.

La guerra se recrudece y los dos ejércitos rivales se citan en una batalla crucial: la de
Olmedo. Isabel y Juana rezan en Segovia en la misma habitación viendo marchar a los
hombres a la guerra… pero una por su marido y otra por su hermano, rivales en el
campo de batalla. En el caso de Isabel, el temor es grande, al saber que Alfonso,
crecido por los halagos y mentiras de Pacheco, se dispone a entrar en batalla.

Sin embargo, llegada la hora de la batalla en Olmedo, Alfonso tiene un ataque de
pánico. Gonzalo tomará su armadura y luchará haciéndose pasar por él. Y lo hará
bravamente en una batalla igualada que se decidirá inesperadamente por el abandono
de la misma por parte del rey Enrique, impresionado ante la carnicería. Esta huída da
la victoria al bando de Alfonso, convirtiendo a éste en un héroe, al creer todos que
verdaderamente combatía él y no Gonzalo.

La suerte de Olmedo marca el destino de la guerra. Beltrán y Mendoza recriminan al
rey Enrique el abandono del campo de batalla y avisan de que esa victoria dará alas a
sus enemigos. Y así es. Tras sobornar a los guardianes de su fortaleza, Pacheco,
Carrillo y el propio Alfonso asedian Segovia, donde se encuentra Isabel, la reina y su
hija… Y el tesoro del reino.

Cabrera, máximo responsable de la ciudad protege a la reina y a su hija con el
tesoro… en un bastión inexpugnable. Isabel se niega a acompañarles: decide esperar
a su hermano Alfonso… lo que supone una despedida emotiva de su amiga Beatriz de
Bobadilla, que pese a querer seguir con Isabel como su dama principal que es, recibe
órdenes de la infanta de ir con su marido, Cabrera.

No tardan mucho en entrar en Segovia los ejércitos de Carrillo, al que acompañan
Pacheco y el propio Alfonso, al lado siempre su inseparable Gonzalo de Córdoba. El
reencuentro entre los hermanos es emotivo tras tanto tiempo sin verse. Y, para que la
dicha sea máxima, deciden ir a Arévalo a ver a su madre. Allí celebran el cumpleaños
de Alfonso y recuerdan los días felices de su infancia.

Mientras, en Segovia, Enrique negocia una tregua para salvar el tesoro y recuperar a
su esposa y a su hija. Lo primero, lo conseguirá. Lo segundo, no. Juana de Avis y su
hija son separadas tras dura negociación y apartadas del propio Enrique.

Parece que la felicidad para Isabel y Alfonso es absoluta… pero un conflicto en Toledo
da un giro a la contienda. Alfonso pierde en esa ciudad parte de sus apoyos cuando
sale en defensa de los judíos conversos al ser masacrados por castellanos viejos
(partidarios de Pacheco) mientras rezaban.

Alfonso se enfrenta a Pacheco por la decisión tomada. De camino a Ávila ante el
avance de las tropas enemigas, Alfonso enferma gravemente y muere.

Isabel llora la pérdida de su hermano.

Regisseur

Jordi Frades

Erscheinungsjahr

10. September 2012

Produzent

Besetzung

Michelle Jenner, Ramon Madaula, Rodolfo Sancho

Kommentieren

Deine E-Mail-Adresse wird nicht veröffentlicht. Erforderliche Felder sind mit * markiert.